En sinergia deportiva con el CB Gran Canaria.

Richard Nguema, ex jugador profesional de baloncesto es actualmente responsable de proyectos deportivos de la Fundación, en esta entrevista nos habla de su trayectoria y de lo que supone implementar un proyecto para crear más Baloncesto en Guinea, en este caso concreto vinculado a las edades más tempranas, de 6 a 11 años.

En primer lugar, Háblanos de tu trayectoria deportiva desde tus inicios y de cómo te ha ayudado en tu formación personal. 

Desde niño siempre practique todo tipo de deporte, cerca de mi casa había un centro de ocio que pertenecía municipal sin apenas uso, y un señor que vivía por la zona consiguió, a través de una solicitud, que pudiéramos usar las instalaciones. Gracias a esa acción, pasábamos las tardes jugando a todo tipo de deportes: futbol, tenis, baloncesto…

A los 12 años empecé a jugar en el equipo de mi colegio y ya lo tenía como actividad deportiva única.  A nivel personal el baloncesto me ha ayudado a adaptarme a las rutinas, socializar, cooperar en grupo, pero sobre todo el no rendirse nunca salga mal o bien las cosas.

Posteriormente, me inicie en el baloncesto federado formando parte de las categorías inferiores del Real Madrid, llegando a formar parte durante dos temporadas del primer equipo. Posteriormente, pertenecí a otros clubes de la Liga Endesa como Estudiantes y Obradoiro, participé en la liga LEB con el Cáceres, en la liga de Republica Dominicana y con los Malabo Kings en la zona IV y Copa África. Estas experiencias fueron altamente enriquecedoras en los planos personal, deportivo y de amistades. Hoy en día, el baloncesto me ha aportado mucho en mi vida.

¿Cómo crees que el deporte en general y el Baloncesto en particular pueden ayudar a los niños y niñas guineanos?

El deporte aporta a los niños múltiples beneficios: les ayuda a estar en buena forma física, adaptarse a las rutinas, a mejorar su coordinación, resistencia y fortaleza, potencia su salud, previene la obesidad infantil, aumenta sus defensas, mejora su autoestima, les ayuda a conocerse mejor a sí mismos y a su cuerpo, les enseña a potenciar sus habilidades y a aceptar sus limitaciones. Este proyecto de escuelas que la Fundación desarrolla junto al CB Gran Canaria es una fantástica oportunidad para que los niños y niñas de Guinea Ecuatorial compartan junto a su actividad académica un deporte que como indique anteriormente les aportará enormes beneficios.

¿Qué mensaje te gustaría trasladar a los padres y madres de Guinea para que incluyan el deporte en la formación de sus hijos e hijas?

Desde mi experiencia personal, primero como jugador de formación, y después como jugador profesional puedo garantizar a las familias que el baloncesto es un complemento que aportara a sus hijos la mejora en diferentes aspectos. Por este motivo me gustaría que contemplasen el baloncesto como el complemento idóneo a la formación académica.

¿Inicialmente, en que ciudades está previsto colaborar para establecer y desarrollar el proyecto? 

 En esta fase del proyecto, para el curso 2021-22, nuestra idea es desarrollar el proyecto en la ciudad de Bata.  De cara a organizar el próximo curso de las escuelas de baloncesto la Fundación y el CB Gran Canaria tenemos previsto un programa de visitas a los colegios de Bata para promocionar el baloncesto. En esta acción contaremos con la experiencia de Paco M. Vega que nos trasladará la filosofía de trabajo que el CB Gran Canaria, club de referencia internacional desarrolla en su isla. Paralelamente desarrollaremos un calendario de jornadas de formación para entrenadores de Guinea Ecuatorial.

César Miralles, director general de la Fundación nos habla sobre el proyecto de Escuelas de Iniciación recientemente firmado con el CB Gran Canaria.

¿Qué supone para la Fundación la firma con un club de referencia deportiva internacional como el CB Gran Canaria?

Consideramos esencial encontrar sinergias y colaborar para conseguir metas sociales de interés mutuo. El CB Gran Canaria es un referente en el ámbito de las escuelas de iniciación al baloncesto. Con este acuerdo ganan los niños de Guinea Ecuatorial. El CB Gran Canaria aporta conocimiento técnico en la organización de escuelas y nosotros el conocimiento, los partner de ámbito local, y la experiencia en el ámbito deportivo sobre el terreno.  

El modelo escogido es el fomento del Baloncesto de Iniciación entre los niños y niñas de 6 a 11 años.  ¿Por qué en concreto la apuesta de la Fundación este segmento de edades?

Nuestro objetivo principal es que los niños se diviertan mientras se inician en el baloncesto a la vez que aprenden los valores deportivos que son fundamentales para nuestra sociedad. Queremos que se inicien en el baloncesto mediante entrenamientos en los que se lo pasen bien y disfruten.  El deporte es una vía para que las nuevas generaciones crezcan con hábitos saludables y valores deportivos (compañerismo, respeto al rival…).

¿La Fundación ya venía realizando actividad de promoción deportiva, en este caso del Baloncesto, que tipo de actividad se ha venido realizando y como se complementará con el nuevo proyecto junto al CB Gran Canaria?

El deporte y en concreto el baloncesto es uno de nuestros pilares. Desde 2014 venimos organizando campus deportivos y otras actividades deportivas. En el ámbito del baloncesto hemos trabajado en la creación de baloncesto de base con la Federación Canaria y la Federación de Guinea Ecuatorial. Además, tenemos un programa de becas académico-deportivas para que jóvenes ecuatoguineanos, estudien un grado medio de FP mientras juegan al baloncesto en el Club Conejeros. Por último, hemos organizado la liga escolar de baloncesto en Guinea Ecuatorial.

El proyecto de escuela de iniciación complementa el resto de acciones deportivas en la medida que cubrimos un amplio espectro de edades. Para los más pequeños (desde 6 a 11 años) tendríamos las escuelas de iniciación mientras que para los mayores tenemos las becas para poder continuar jugando mientras estudian en Canarias.

¿Está abierto el proyecto a posibles Partners que valoren interesante apoyar el mismo mediante donaciones bien de material o económicas para apoyarlo? 

Tenemos las puertas abiertas para estudiar cualquier colaboración al respecto. En nuestra organización queremos sumar a partners porque pensamos que juntos sumamos más. La diversidad de partners enriquece al proyecto. Además, los partners nos aportan mucho valor en todo el proceso de la gestión de proyecto: definición, implementación, y medición de impacto.

Entrevistamos a Paco Martín Vega, coordinador del Área Deportivo Social del Club Baloncesto Gran Canaria, en relación a la reciente firma del convenio de creación de Escuelas de Iniciación al Baloncesto en Guinea Ecuatorial, como parte de nuestros objetivos de fomentar el Deporte como gran valor social de integración y diversidad.

¿Cómo surgió el planteamiento del proyecto conjunto firmado recientemente entre la Fundación Martínez Hermanos y el Club Baloncesto Gran Canaria?

El pasado mes de octubre, Richard Nguema responsable deportivo de la Fundación nos contactó para conocer nuestro modelo de Escuelas. Tras algunas conversaciones por video llamada, esta idea se valoró como adecuada desde la Fundación, y nos planteamos realizar un encuentro en las instalaciones del Magma Hub en Arrecife a primeros de Noviembre. 

En este encuentro que contó también con la presencia de César Miralles, director general de la Fundación, ambas entidades encontramos rápidamente un lenguaje común basado en promover el Baloncesto de Iniciación entre los niños y niñas de Guinea Ecuatorial como complemento a su formación académica, por todos los beneficios que el deporte aporta a través de su práctica en cualquier edad.

A partir de este concepto, que es el pilar de la Escuelas Granca, acordamos seguir avanzando y evolucionando el proyecto tomando como referencia el modelo que el CB Gran Canaria desarrolla con tanto éxito. Para ello, durante los últimos 6 meses, mantuvimos contactos en formato telefónico o de videoconferencia casi semanalmente, en los que hemos venido planteando los diferentes aspectos de tipo logístico, deportivo, económico, académico, hasta desembocar en el convenio firmado el pasado día 2 de Junio.

¿Cuál es la estructura de las Escuelas del CB Gran Canaria?

En la Temporada 2017 – 2018 el Club contaba con 15 Escuelas de Iniciación, principalmente en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, que sumaban unos 300 participantes. Al inicio de la Temporada 2019 – 2020 el club ya contaba con 30 Escuelas y 750 participantes, hasta que en marzo 2020 la pandemia global forzó la parada de las actividades deportivas. Ese enorme crecimiento que duplicó la cifra de centros y participantes. se logró con un amplio programa de visitas e interacciones promocionales con Colegios y Ayuntamientos de la geografía insular. 

Estos acuerdos con los Ayuntamientos han sido parte muy importante para poder crear Escuelas en lugares que inicialmente parecían muy complejos, y nos ha ayudado mucho para expandir la marca CB Gran Canaria por la isla, que es en definitiva el objetivo fundamental, que nuestro primer equipo con su prestigio deportivo logrado a través de los años, nos ayude a crear más Baloncesto en la isla, en este caso, de Iniciación.

¿Cómo será la colaboración del CB Gran Canaria?

En esta primera etapa, el apoyo a la formación y actualización de los entrenadores en origen son para nosotros una prioridad. En otros planos también estaremos implicados en colaborar con la difusión del proyecto a diferentes niveles, siempre basado en nuestra experiencia en la promoción, apertura, y gestión de Escuelas de Iniciación.

¿Están previstas otro tipo de acciones además del proyecto de Escuelas? 

El propio crecimiento del proyecto irá demandando otras posibilidades en las que el CB Gran Canaria pueda aportar su experiencia, bien en este ámbito deportivo social u otros relacionados que la Fundación y Club consideren de interés estratégico común.

¿Cuál será la metodología formativa teniendo en cuenta la distancia?

El soporte principal será a través de video conferencia quincenal entre el grupo de entrenadores que trabajará en Guinea y entrenadores perteneciente al CB Gran Canaria. 

Está previsto además aprovechar el Campus de verano que organiza la Fundación para realizar jornadas de formación técnica y de Coaching Deportivo, tanto a los técnicos del proyecto como aquellos otros entrenadores guineanos que desean formarse con el programa.

¿Qué previsión se plantean en cuanto a participación y expansión para arrancar el proyecto? 

Venimos manejando la intención conjuntamente con la Fundación de crear un mínimo de dos y un máximo de cuatro escuelas en este primer curso del proyecto. No debemos olvidar que en este primer curso estaremos también condicionados a la disponibilidad de contar con entrenadores con la experiencia adecuada a este modelo de trabajo de Iniciación. El proyecto irá creciendo en expansión paralelamente al incremento de personas que irán adquiriendo el perfil necesario para expandir el mismo.